Komori, un japo de nivel en la capital del Turia

Komori es la versión valenciana de kabuki con el chef Andrés Pereda al frente. Se encuentra ubicado dentro del Westin que a su vez ocupa un edificio histórico, el de la Industria Lanera Valenciana, icono de la arquitectura modernista de la ciudad de Valencia. Esta es, sin duda, una buena elección porque la experiencia Komori es, como puede leerse en el inicio de su web, cocina japonesa con sabor mediterráneo.

El local es claramente minimalista de marcado aire oriental con un mobiliario demasiado oscuro y una barra cuya visibilidad desde algunas de las mesas del local es nula algo que termina afectando a la calidad de servicio percibida.

Para un primera visita me gusta probar el menú degustación y, en este caso, el mismo incluia los siguientes platos.

Un aperitivo no anunciado en la propuesta. Un ravioli de rape. La pasta del ravioli crujiente y esponjosa y el rape perfectamente reconocible.

2015-07-30 17.07.07

Los Entrantes

Sunomono Moriawase Ensalada de algas con pescados y otros productos del mar

Vieiras con sal de chorizo Usuzukuri de vieira con sal de chorizo y sal negra

Usuzukuria a la Bilbaína Pescado blanco cortado en lonchas finas con sichimi, ajo y aceite frito

Maguro Picante Sashimi picante de atún macerado

En los entrantes destacan las vieiras por el toque de la sal en las mismas y el sashimi de atún porque siendo un clásico el macerado del atún influye en su jugosidad y, en este caso, estaba mas que conseguida.

mix mi experiencia komori 1

 

La selección de nigiris: 

Huevo frito de codorniz con paté de trufa blanca

Pez mantequilla con paté de trufa blanca y cebolleta

Hamburguesa de wagyu con tomate y cebolla caramelizada

Selección de nigiris

 

 

 

 

 

Unagi Futomaki

 

8 piezas de anguila braseada, aguacate, pepino y hueva de pez volador. Este es el plato que mas me gustó el crujiente de la anguila con el frescor del aguacate y el pepino con el toque del arroz frito ummmm

Unagi Futomaki

Carrillera en salsa Teriyaki (en el menú aparecía Rabo de Buey en salsa teriyaki que nos hubiese encantado probar pero no tenían) 

 

6 Carrillera en salsa teriyaki

Cremoso de Yuzu

Cremoso de chocolate blanco con gelatina de yuzu y vainilla. El postre bueno pero desmerece un poco del resto de la cena no por su calidad sino por su cantidad y presentación. También es verdad que yo como Grimod de la Reynière opino que “El postre tiene que ser espectacular, porque llega cuando el gourmet ya no tiene hambre”

 

7 Cremoso de yuzu

 

 

 

 

 

 

El nivel de la cocina notable y, sin embargo, algún que otro fallo de servicio que no supo estar, en mas de un momento, a la altura de los platos servidos, en cualquier caso, un imprescindible para los amantes de la cocina japonesa en la capital del Turia y, sin duda, reconocido reconocible el toque mediterráneo de la propuesta.

Sonia en la puerta del Westin Sonia Selma en el interior de El Westin VlcSonia en los jardines de TheWestin artista contemporáneo dEMO

Se puede hablar de experiencia gastronómica memorable.